Conociendo Irlanda, tierra de leyendas



Historias de hadas y duendes envuelven en un halo mágico a las tierras de Irlanda, un destino turístico inolvidable donde se podrán conocer sus místicos castillos y lagos, en tours mágicos por esta maravillosa tierra de tréboles y duendes.

Un poco de historia

Se cree que Irlanda fue colonizada alrededor de 6000 aC y la agricultura se desarrolló casi 2000 años más tarde, fue invadida alrededor del 300 aC por personas de origen celta (gaeles) de Europa Occidental, quienes dejaron una marca indeleble en el país y su cultura.

Los celtas de Irlanda después se subdividieron en los 32 condados y cinco provincias, cuatro están en uso hoy en día además de Meath que fue separado en ese momento (Leinster). Irlanda quedó fuera del control del Imperio Romano, ya que nunca fue invadido por ellos a diferencia de la mayor parte del resto de Europa occidental, algo que para muchos avala la existencia de la magia celta que la protegía de los enemigos.

Conociendo Irlanda


Una visita a Irlanda ofrece una experiencia inolvidable, ya que vivir unas vacaciones en esta tierra mágica se tornará en una historia que contará por toda su vida a la vez que se arraigará en sus mejores recuerdos, ya que sentirá las leyendas a flor de piel.

La ciudad de Belfast y el paisaje mágico de Antrim, así como la Calzada de los Gigantes, Castillo de Belfast, Catedral de Santa Ana, Grand Opera House, Queen's University Belfast, en particular convierten al Norte del país en un gran destino turístico. Sus pueblos y ciudades son ahora vibrantes y multi-culturales con un ambiente ruidoso, enérgico y cosmopolita al mismo tiempo que brinda un paisaje rural que conserva el encanto relajado y el patrimonio de la antigüedad.

A pesar de los grandes cambios de los últimos años, Irlanda siempre mantiene y mantendrá largas tradiciones y los valores que la hacen única, con un paisaje salvaje y romántico bordeado de impresionantes costas, hierba verde exuberante, montañas majestuosas y pintorescas aldeas rústicas en combinación con la calidez de renombre mundial y la hospitalidad de su gente que la convierten en destino imperdible.