París, la ciudad del amor

¿Qué pareja puede resistirse a vivir su amor en unas vacaciones románticas en París? Sin duda, esta capital europea es una de las ciudades más espectaculares del continente, donde se puede disfrutar de la pasión en pareja.

Los monumentos, las calles, y barrios de París son uno de los mejores lugares donde podemos relajarnos en buena compañía y disfrutar del placer que representa contemplar sus paisajes. 

Si vamos a París en pareja, no podemos dejar de visitar el barrio latino de la ciudad, en el distrito 5 de Paris. Sus viejas callejuelas antiguas destilan romanticismo en cada una de sus esquinas.

¿Más romanticismo a añadir a nuestra estancia en París? El palacio y jardín de Luxemburgo son visita obligada para nosotros. Recorriéndolos podremos darnos el lujo de dejarnos llevar por la tranquilidad y el encanto del lugar. Y un destino muy parecido para ello es la Avenida de los Campos Elíseos. 

¡Merece la pena que disfrutemos de la experiencia única que representa pasear por la Avenida de los Campos Elíseos al anochecer! Sus alamedas son uno de los escenarios más románticos en los que podremos pasar un rato íntimo con nuestra pareja.

¿Otra experiencia única? No dudes en llevar a tu pareja a dar un paseo de enamorados por el Sena, disfrutando de las vistas del río y de la ciudad, iluminada al atardecer para darnos una imagen mágica de París. Tan solo podremos mejorarlo visitando la Ille St-Louis o refugiándonos a la sombra de los plataneros del canal de Saint Martin.

Sin duda, en cuanto visitemos París nos daremos cuenta de porque personajes como Henry Miller, Diego Rivera o Auguste Rodin y Camille Claudel vivieron sus intensas y tormentosas relaciones teniendo como marco la ciudad de París y sus recovecos más íntimos y románticos, que sin duda marcarán nuestra vida.