Viaja a Bruselas y disfruta de su cerveza


Una escapada a Bruselas nos da la oportunidad de disfrutar de los innumerables monumentos y atractivos turísticos de la ciudad, pero no solo eso. Viajar a esta capital belga es una oportunidad única para disfrutar también de los bombones y la cerveza, dos de las principales delicatessen gastronómicas del país.

Una visita obligada durante nuestra estancia en Bruselas es la increíble Grand Place, conocida por los impresionantes edificios que la rodean, como el Hôtel de Ville, el Ayuntamiento, la Maison du Roi y las casas de los gremios, cada una con su nombre tradicional.

Pero los lugares interesantes de Bruselas no acaban aquí. El Museo Magritte, la arquitectura art noveau de Victor Horta, el famoso Atomium y la estatua de Manneken Pis son lugares inevitables para los turistas de la ciudad.


De todos modos, visitar Bruselas y no probar la cerveza tradicional del lugar es casi un ‘pecado’. En la cervecería L’Arbre d’Or se encuentra un museo dedicado a esta bebida donde aprenderlo todo sobre el proceso de fabricación, además de realizar una degustación de distintos tipos.

También es imprescindible acercarnos a conocer la Cantillon, la única fábrica de Bruselas que continúa creando cervezas de fermentación espontánea, y las sorprendentes cervezas lambic. Si somos verdaderos aficionados a esta bebida, sin duda también nos llamará la atención el Museo Schaerbeekois de la Cerveza, que recrea una fábrica antigua con materiales auténticos, además de mostrar una gran colección de botellas.

Si tenemos la fortuna de contar con unos cuantos días más para alargar nuestro viaje por Bélgica, merece la pena que incluyamos en nuestra ruta la región de Valonia, al sur del país. Aquí, la cerveza sigue siendo una constante, como en la abadía de Maredsous, un monasterio donde se comercializa también una marca de cerveza y una de queso, de la mejor calidad que nos podamos imaginar. 

¿Has viajado alguna vez por Belgica? ¿Que te ha gustado mas?