Visitando Japón; costumbres para recibir el año nuevo



Visitar Japón puede indudablemente ser maravilloso en cualquier época del año, por todo lo que brinda al viajero esta cultura milenaria y poseedoras de los últimos avances tecnológicos en casi todas la áreas del acontecer humano, por lo cual brinda un contraste único e imperdible.

Sin embargo a la hora de programar un viaje se deberá tener muy en cuenta que el Año Nuevo es una de las tres temporadas turísticas en Japón más importantes, ya que se combina con los viajes nacionales e internacionales, sin embargo muchas de las tiendas, restaurantes y atracciones turísticas cierran por un día entre el 29 de diciembre y 4 de enero.

La cultura japonesa celebra el Año Nuevo a lo grande y su preparación comienza ya a mediados de diciembre, con las tarjetas postales de Año Nuevo, que se compran en el Servicio Postal japonés y son conocidas como Nengajo.

Cuando fin de año se acerca la gente comienza a limpiar sus hogares y lugares de trabajo, por tradición ya que este tiempo de limpieza deberá ser a fondo y los programas de noticias muestran a menudo la limpieza de grandes imágenes de Buda como el Gran Buda Nara (Nara Daibutsu) es aseado por los monjes.

La víspera de Año Nuevo es uno de los aspectos más destacados de la temporada y una costumbre gastronómica que el viajero debe conocer es que se consumen fideos de alforfón (variedad de trigo) durante el día o la noche para asegurar la prosperidad y la longevidad, estos fideos se llaman toshikoshi soba (fideos de trigo sarraceno para pasar el año).


Muchas personas se reúnen con sus familias en la víspera de Año Nuevo para ver el Festival de la Canción Roja y Blanca (Kohaku Uta Gassen) transmitido por la cadena de televisión nacional NHK, que cuenta con cantantes que entonan canciones muy populares del último año y es casi una institución del Año Nuevo.

A medida que la noche avanza, algunas familias acceden a los santuarios sintoístas para dar la bienvenida al Año Nuevo desde muy temprano y a medianoche los templos budistas realizarán 108 repiques de campanas convocando en el Año Nuevo. Las estaciones de televisión emiten los centros de actividad en los diversos santuarios más importantes del país y muestran el repique de las campanas de los templos más famosos.

Después de volver a casa o los que hayan recibido en el Año Nuevo en su hogar cuando se va a dormir, tendrá la esperanza de soñar con un halcón, el monte Fuji o una berenjena, ya que estos son los símbolos más poderosos como presagios auspiciosos para el Año Nuevo. Continuaremos contándoles como se vive la recepción del Año Nuevo en Japón en sucesivos artículos.