Los viajes por las mejores playas del mundo

Por todos los continentes encontramos playas impresionantes, paradisiacas y extremadamente bellas. Impresionantes.

El Mediterraneo es uno de los viajes mas enriquecedores del planeta

Su clima, sus islas, sus playas, su gastronomia, su fiesta, sus costumbres, ... son parte muy importante en cualquier destino del Mediterraneo.

Viajar por el mundo es uno de los placeres mas enriquecedores

Los multiples destinos de todos los viajes que todo el mundo quisiera visitar

Booking.com

Ofertas de Hoteles

Tenemos las mejores Ofertas de Hoteles en todo el mundo.

Los viajes por Europa estan llenos de sercretos por descubrir

Los diversos paises europeos esta repletos de gastronomia, cultura, religion y lugares impresionantes que poder visitar.

Mostrando entradas con la etiqueta Viena. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Viena. Mostrar todas las entradas

Los cafés vieneses. Parte II


Como bien os comentamos en el anterior articulo sobre los cafes vieneses parte I, hemos querido dedicar un apartado especial a los cafés de Viena. En el anterior post os explicamos cuáles son algunos de los mejores cafés y pasteles vieneses. En esta ocasión os iremos explicando cuáles son algunas de las mejores cafeterías de la ciudad.

Café Bräunerhof. Cuando entramos a este café parece que nos traslademos a otra época. Su mayor ventaja es que está escondido de los turistas y prácticamente solo encontraremos vieneses. Siempre que entremos podremos encontrar un rincón tranquilo en el que tomar el café, leer el periódico y dejar pasar las horas, como un buen vienés. Con un poco de suerte nos encontraremos un grupo de cámara de piano, violín y contrabajo que acabará de crear esta atmósfera mágica.

Café Central. Se trata de uno de los cafés más conocidos y más turísticos de la ciudad. La decoración de época es absolutamente maravillosa, aunque su excesivo reconocimiento deja ya poco lugar para los verdaderos nativos de la ciudad, así como unos precios desorbitados.

Café Diglas. La distribución de esta cafetería favorece especialmente dejar rincones para que cada uno tenga su intimidad. Toda la decoración parece estar intacta desde su inauguración en 1875, de modo las sillas y las mesas son un tanto incómodas.

Café Frauenhuber. A esta cafetería/restaurante han venido emperadores y han hecho conciertos compositores como Haydn o Mozart. Aquí también podréis degustar algunos de los platos típicos vieneses (aunque la mayoría de ellos consisten en pollo rebozado).

Café Prückel. Comparado con sus vecinos, este café es relativamente nuevo, puesto que data de principios del siglo XX. Sus mayores atractivos son su decoración al estilo de los años 20, con grandes ventanales y mucha luz, y su Eiskafe, tal vez el mejor de la ciudad.

Cafeterías del Museumsquartier. Sin duda ninguna de estas cafeterías tiene el encanto o elegancia de cualquiera de las otras citadas, pero seguramente encontraréis mucha más tranquilidad, comodidad y unos precios más asequibles que cualquiera de las anteriores.


Una vez escogida la cafetería solo queda una cosa por hacer: ¡disfrutar de vuestro café vienes!

Los cafés vieneses. Parte I



A menudo, cuando consultamos guías turísticas, nos recomiendan que veamos los grandes monumentos y edificios de las ciudades. Y no es para menos, puesto que ciudades como Viena poseen una gran riqueza arquitectónica, des de sus callejuelas medievales hasta sus grandes palacios imperiales. Sin duda alguna son visitas ineludibles para todo turista, y si vuestra intención es hacer una pequeña escapada, no dudéis en visitar sus mayores puntos de interés. No obstante, si tenéis algo más de tiempo y queréis conocer la verdadera cultura vienesa, un paseo por sus cafés os dará una verdadera muestra de lo que es ser vienés. Por ello hemos decidido dedicar dos posts exclusivamente al café vienés, este primero que estáis leyendo, en el que os explicaremos la variedad de cafés y pasteles que podéis elegir en cualquier cafetería, y un segundo en el que os recomendaremos algunas de las mejores cafeterías de la ciudad austríaca.

Así pues, es importante señalar que cuando uno entra en un café vienés no puede simplemente pedir “un café”, puesto que el camarero necesitará saber con exactitud qué café quiere. Por un lado está el Moka, que es el café solo. Si añadimos algo de leche tendremos el Brauner, que puede ser pequeño (kleiner) o grande (großer), es decir, un café cortado o con leche. Otros cafés especialmente deliciosos son el Melange (con extra de leche) o el Capuccino. Por último, el café estrella en las estaciones calurosas, es el Eiskafe, un café helado que consiste en una combinación de café, nata y helado de vainilla. 
 

En todas las cafeterías siempre tendrán el detalle de poneros un vaso de agua junto con el café, algo que seguro que echaréis de menos cuando volváis a casa. Para acabar de redondear este delicioso café lo ideal es tomar alguno de sus famosos pasteles, como el Apfelstrudel (pastel de manzana) Sachertorte (pastel de chocolate), Dobostorte (torta con capas de bizcocho y crema de chocolate) o Linzertorte (tarta de almendras y mermelada), por citar algunos de los más conocidos.